Sin categoría

Todos debemos contar con el derecho a la salud a través de una atención digna y de calidad

No solo contar en el momento en el que nace un bebé con lo elemental como pañales, leche, una bañera de bebé o ropita, es suficiente como para decir que ya cuenta con salud, tanto él como su madre o familia. Y es que dando una reciente mirada a la continua mejora de la Atención Primaria de Salud gracias a al uso de las tecnologías, se puede decir en líneas generales, que todo ha mejorado. 

Haciendo referencia a la atención destinada a la salud desde su concepto más puro, este presenta atributos que pueden permitirle catalogarse como óptima al momento de ser requerida por las personas en un número importante de ciudades, ya que se puede acceder a ella de manera oportuna en el momento en el que se las necesita, sin alguna barrera administrativa, garantizando un espacio físico y humano que da pie a la calidez del trato y a la calidad del servicio, lo que permite lograr los resultados que se esperan, aunque estos no sean única y necesariamente la resolución al problema sanitario que la acompaña.

En tal sentido, la población que se beneficia de estos servicios tiene garantizado un plan de salud el cual contempla una serie de acciones que involucran el foco preventivo y el cuidado de la población que se encuentra más vulnerable, todo ello por medio de prestaciones sanitarias definidas y claras insertadas en los programas sanitarios donde se estima  el ciclo vital y la resolutividad inmediata; pero además, también son contentivo de programas de salud enfocados a las personas que padecen enfermedades crónicas, enfermedades no transmisibles, diversos programas de control para mujeres embarazadas, adulto mayor y niños, entre otros. 

Es exactamente en este punto, donde las Tecnologías de la Información (TI) juegan un papel preponderante en la sociedad, donde gran número de ellas se encuentran disponibles pero no han sido implementadas, y ello es quizás debido al escaso roce mediático y publicitario que se ha logrado con sus resultados haciendo resaltar el servicio de una mejor gestión sanitaria. Pero también podría ser a causa del poco contacto entre los que definen dichas estrategias y el mundo social beneficiario. 

De manera que el diálogo social debe enfocarse como el principal factor de movilidad para aquellos que se dedican a la integración de la incorporación de tecnología en el ámbito sanitario, y con ello buscar de manera permanente que las soluciones que se proponen den cuenta de la realidad que viven diariamente los beneficiarios desde lo más simple a lo más complejo.

La Tecnología de la Información en el sector salud 

Cuando se hace referencia a las tecnologías de la información dispuestas para la salud, se trata de un concepto de Soluciones Informáticas enfocadas hacia un sentido social, ya que se encargan de colaborar sustantivamente para que se logre la eficiencia del gasto y de la racionalización de los recursos en pos de una gestión de calidad en la atención de las personas.