Convivencia de Verano

“Para mí, algo verdaderamente terapéutico consiste en lograr que la persona, durante un tiempo, tenga oportunidad de darse cuenta de que puede mirar de otro modo, sentir y vivir de otro modo. Brindarle un espacio y un tiempo suficiente como para conectarse con lo más verdadero de sí misma y comenzar a hacer un cambio real en su vida, en relación consigo misma, con los otros y con el entorno. Así nació la idea de las Convivencias de Verano, tratando de lograr este ambiente no tóxico”.  Así definió Nana este espacio de vacaciones distintas, que el Centro Anchimalen ofrece cada verano desde hace más de 20 años.

Mandalas

En la Bahía de Manao, al noreste de la isla grande de Chiloé, la Naturaleza brinda un marco inigualable. Aquí está el mar calmo con sus cisnes de cuello negro. Aquí se ve en el horizonte la Cordillera con sus imponentes volcanes. Aquí se habita en las típicas cabañas chilotas, rodeadas de playa y de bosques, disfrutando del sol y también de los chubascos con sus arcoiris…

Durante las mañanas, luego de una Meditación Dinámica, transcurre la psicoterapia grupal de orientación gestáltica, dirigida por Nana. Es un espacio de crecimiento y desarrollo personal en el que los participantes pueden ahondar en situaciones pendientes, trabajar conflictos de pareja y de familia, depresión, sueños, duelos, angustias y temores, así como comprender el mensaje de síntomas o enfermedades.

mateando

Luego del almuerzo, durante la tarde y noche, la actividad es lúdica y vacacional: descanso, playa, paseos por la isla, meditaciones activas al atardecer, tarot y pintura de mandalas, fogatas nocturnas…