Sin categoría

La salud no es solo una, sino el conjunto y equilibrio de varias

Cuando se trata de la salud, pedro luis cobiella hospiten es el más indicado para brindar los mejores consejos. Y es que nuestra salud depende directamente de gran cantidad de factores, pero tomando en cuenta que no todos ellos se circunscriben al bienestar físico como siempre se ha pensado. Al referirnos Cuando a la salud de forma automática las personas suelen pensar en la salud física, o bien, en sí una persona padece o no alguna enfermedad. Pero debemos aclarar que dicho concepto es mucho más amplio y además abarca otras áreas que comprenden nuestra vida.

En cuanto a la definición de salud, podemos encontrar varios conceptos, aunque el más acertado es el emitido por la OMS, estableciendo que la. Salud es: “un estado de completo bienestar, físico, mental y social”. De acuerdo a ello, seguidamente mencionaremos las características de cada tipo de salud.

Salud física: se trata de la condición física general en un momento dado, referido al bienestar del cuerpo, y con ello al óptimo funcionamiento del mismo. Es decir, la ausencia de alguna enfermedad y el óptimo funcionamiento fisiológico del organismo. En cuanto a los ataques víricos o las posibles lesiones que conllevan a un efecto negativo en nuestra salud física, también cuentan pues la salud se ve afectada. Es por  eso que se hace necesario:

  • Cuidar de manera minuciosa la higiene personal y con ello se evitan infecciones y enfermedades.
  • Dormir y Descansar de forma apropiada, y así hacer un reposo cuando sea necesario.
  • Consumir los alimentos que sean adecuados para una buena alimentación 
  • Visitar regularmente al médico con el fin de detectar alguna enfermedad.
  • Realizar actividades físicas o algún deporte para mantener una excelente condición física.
  • Mantener la armonía emocional, ya que un desequilibrio en esta afecta la salud física. Por ejemplo, si se está estresado, de inmediato se debilita el sistema inmunológico.

Salud mental: está también suele recibir el nombre de salud emocional, y se trata de un concepto complejo, ya que no sólo se trata de si una persona se encuentra padeciendo o no de un trastorno psicológico. Dicha salud se caracteriza por mostrar un nivel de alto de autoestima, es decir, de sentirse muy bien con uno mismo, además de estar motivado con la vida misma y mantener objetivos vitales para que los días transcurran con esperanza y optimismo. 

Una buena salud emocional nos mantiene firme la capacidad de resiliencia con la idea de hacer frente a todos los problemas y con ello de gozar de un buen equilibrio emocional, de autonomía y una vida libre de estrés y preocupaciones excesivas.

Si se desea lograr una equilibrada salud emocional, te sugerimos sigas estos consejos:

  • Se sugiere realizar un taller de Inteligencia Emocional con la idea de mejorar la capacidad que tenemos para gestionar las emociones.
  • Realizar alguna actividad física o deporte para mejorar la condición física y el aspecto, y de esta manera poder liberar los neurotransmisores conocidos como la serotonina o las endorfina, los cuales provocan una sensación de placer y felicidad
  • Disfrutar de actividades que nos agraden y le brinden sentido a la vida. 
  • Contar con objetivos vitales, que sean realistas y luchar por ellos.
  • Darle espacio solo a relaciones interpersonales positivas.
  • Vivir solo el presente y con ello  practicar la aceptación.

Salud social: por naturaleza los seres humanos somos sociales por lo que la mayor parte de nuestro bienestar proviene de ello, de las condiciones que tenemos alrededor, y de nuestra propia identidad. 

Todo depende y se desarrolla en función de la interacción con otros. Pero ello no sólo se trata de tener muchos amigos, sino de un trabajo estable, equilibrio económico, atención sanitaria, actividades recreativas y ocio, entre otros.